El gran músico, cantante y compositor Manolo Tena nos dejó desgraciadamente el 4 de abril de 2016 a los 64 años cuando luchaba contra un cáncer. La organización de Premios Latino anunció meses antes la designación de Manolo Tena como Premio Latino de Oro al Mejor Compositor, y ante su repentino fallecimiento, Premios Latino decide homenajear su trayectoria entregando el Premio Latino de Oro al Mejor Compositor a título póstumo.

De origen extremeño,  vivió gran parte de su vida en el barrio de Lavapiés en Madrid. Desde muy joven se sintió atrapado por el rock and roll, siendo uno de sus primeros The Beatles.

Trabajó en numerosos oficios: botones, aprendiz de imprenta, camarero, dibujante, vendedor… Ahorrando, pudo comprar su primera guitarra, y todo lo que pudo lo inviertió en discos y libros; poesía y rock.

Colaboró en el Laboratorio Colectivos Chueca, y es a partir de este momento cuando nace su primer grupo, Cucharada. Posteriormente,surge Alarma!!! Y, finalmente, desarrolla su carrera como Manolo Tena. Con el paso de los años, no ha perdido su esencia. Canta y cuenta historias del día a día, en las que todos nos podemos sentir reflejados. Es un poeta natural que vive y sueña cada una de sus letras y, aunque ha evolucionado, sigue siendo aquel chico que derrocha carisma, rebelde y transgresor adelantado a su tiempo.

Gracias a su amistad con Joaquín Sabina, graba su primer disco con el titulo de “Tan raro”. Al mismo tiempo, se dedica  a escribir para otros músicos como Miguel Ríos, Ana Belén, Luz Casal, Los secretos y Siniestro Total. A pesar de los buenos temas que tenía este disco, haciendo un buen rock urbano, el reconocimiento por parte de la crítica y el público no llegaba, y tuvo que marcharse a Miami.

Después de casi cuatro años, recibe una llamada de Sony Music Entertainment,  que le propone un contrato con esta compañía,con la que graba el disco “Sangre española”.

En 1995, Manolo Tena vuelve al estudio y edita un nuevo disco bajo el titulo de “Las mentiras del viento”. Dos años más tarde llegaría “Juego para dos”. Esta vez, la temática principal de las letras es la vida y el amor, dejando a un lado las composiciones melancólicas y dolorosas poéticamente hablando, dedicándose mucho más a las cosas cotidianas y sobre todo al amor entre dos.

En 1999, da a conocer su faceta como escritor, publicando un libro de poemas. Ya en el año 2000, vuelve al estudio de grabación y aparece su siguiente disco bajo el titulo de “In solito”. Con su primer single, titulado “Poeta en Nueva York”, Manolo Tena logra meter a Federico García Lorca en el lenguaje popular neoyorquino, principalmente porque el single consigue un gran éxito en esa ciudad. Grabado entre España y Holanda, este disco es el más dispar de todos los trabajos de Tena. Participa en la grabación de un disco dedicado a la estación biológica de Doñana. Con letras de poetas del entorno de Doñana y grabó el vídeo de la canción titulada “Doñana”. que se extrajo como único single promocional en radio, prensa, televisión e internet.

En  2003, compone la BSO de “Hasta aquí hemos llegado”, película ganadora de un Goya. Con su siguiente disco bajo el titulo de “Canciones nuevas” empieza su aventura como productor después de haber compuesto grandes temas para grandes artistas latinos, el cual le da un punto especial al disco con ritmos muy dispares que van desde el reggae hasta el rythm & blues, pasando incluso por el acústico más sencillo de una nana. En este disco, Manolo Tena saca a la luz su vena más romántica, rockera, inconformista y sensual, en doce temas que hablan de las cosas cotidianas, e incluso hace un tema dedicado al 11-S y su repercusión posterior. En este año, recibe el disco de diamantes y el premio de la SGAE que reconoce su trayectoria como músico.